NUESTRO CARISMA

El objetivo de la fundación del Padre Francisco María de la Cruz Jordán fue vivir el espíritu apostólico. Así lo escribió en la Regla de su primera fundación, la Sociedad Apostólica Instructiva: ‘vivir en el espíritu de los Apóstoles para ayudar a propagar, defender y fortalecer la fe católica en todos los países del mundo’. ‘La vida de quienes se unen a esta obra es la vida apostólica o la imitación de los santos Apóstoles… El espíritu que los impulsa es el amor a Dios y al prójimo’.

En el texto Jn 17,3, ‘Esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, único Dios verdadero y a tu enviado, Jesucristo’, el Padre Jordán encontró la claridad y el impulso para fundar una obra que respondiera a la urgente necesidad de comunicar al mundo la Salvación manifestada en Cristo Jesús.  Existimos para anunciar a Jesucristo como al único Salvador a través de todas las formas y medios que el amor de Cristo nos inspire.  Nuestras actividades apostólicas surgen del deseo de propiciar a todos la experiencia de ser amados por Dios, al igual que la misión de Jesús fue la de comunicar la Vida contenida en el amor que el Padre nos propicia en abundancia (cf. Jn 10,10).

Otras citas Bíblicas  que son elementos clave  y el centro del carisma que el Padre Jordan nos comunica a todos los salvatorianos.

Mateo 28: 19-202

Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo.

Marcos 16: 15

Y les dijo: Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación.

Daniel 12:33

Los doctos brillarán como el fulgor del firmamento, y los que enseñaron a la multitud la justicia, como las estrellas, por toda la eternidad.